martes, 5 de enero de 2010

LA VERDADERA IDENTIDAD DE UN IMPOSTOR

Tuve la desgracia de conocer a Julio Edmundo Aonzo, alias "Fray Bernardo del Sagrado Corazón" allá por la década del '80 cuando actuaba su papel de prior-superior en Mercedes, provincia de Buenos Aires. Por cierto, para perjuicio de quienes lo tratamos, se mostraba como el buen y sufrido fraile franciscano.

En esa época, avalado y financiado por quien fuera su mecenas por más de una década, el ingeniero Mateo Roberto Gorostiaga, había "fundado" un convento de Frailes Menores Franciscanos a escasos 50 mts. de la ruta provincial 41. Quienes estuvimos por allá sabemos que la calle que llegaba al convento nace en la misma ruta donde estaba el almacén "Río Luján".


Por supuesto, conforme a la soberbia y megalomanía que lo caracteriza, el ahora pseudo obispo Aonzo, no podía ocupar más que el puesto de “Padre superior, director espiritual, fundador, abad, Etc. Etc. etc” y demás dignidades que él mismo se había atribuido. No tenía, ni tiene hoy ningún mandato ni ninguna jurisdicción ni misión encomendada por provincial alguno de la orden franciscana ni por ningún obispo.

Según sus dichos, luego de ser ordenado por Monseñor Marcel Lefevbre en Francia, quien por ese tiempo era el máximo representante del tradicionalismo, el padre Eugène, superior del convento, le había encomendado fundar en Argentina un convento de Frailes Menores Franciscanos. Como testimonio de esa supuesta misión, este pseudo religioso, exhibía una foto enmarcada, donde un padre franciscano bendice a un desconocido religioso al que no se le vé la cara, con el detalle que los franciscanos, como todos sabemos, usan barba según la regla escrita por San Francisco de Asís; por lo que se dificulta más saber de quién se trata.

Pero, además de cuestiones como éstas, que en todo caso serían anecdóticas en comparación a la gravedad del “caso Aonzo” retomando el tema de su mecenas, sabemos quién era el Ingeniero Gorostiaga. Hombre que había ocupado el cargo de funcionario en el gobierno del Gral. Onganía, quien era un valuarte del pensamiento liberal contemporáneo al Concilio Vaticano II. Considero, a su vez muy importante para el caso, resaltar las vinculaciones que este señor siempre tuvo con el poder de turno: cuñado de la famosa periodista Magdalena Ruiz Guiñazú (estaba casado con su hermana), miembro de la presidencia de E.A.C.A. (Empresa Argentina de Cemento Armado) quien consiguió licitaciones millonarias de rutas en la época del menemato, y entre otras cuestiones, claramente partidario y colaborador con los alzamientos carapintadas ocurridos entre 1987 y 1990.


Éste era uno de los feligreses más devotos del simulador Aonzo, su principal sostén, que primero adquirió el terreno donde se instalaría la misión religiosa de “Fray Bernardo” a nombre de la Fundación San Pío X de la cual él era uno de los principales colaboradores, luego lo benefició con la compra de vehículos en varias oportunidades, dinero en efectivo, pasajes para que viajara tanto dentro como fuera del país y hasta logró, como producto de su ambición enfermiza, que Gorostiaga financie por completo, para total beneficio de Inés Emilia Aonzo de Distante, su hermana, la instalación de un negocio de usufructo privado en la localidad de San Andrés, Pcia. De Buenos Aires.


Tengamos en cuenta que, éstas son algunas de las licencias del “Padre Bernardo”, porque con su caballo de batalla de la caridad y la supuesta vida mendicante, sacaba a cada feligrés lo que podía: ya sean influencias, favores, recomendaciones, servicios profesionales, comida, viajes en coche (nunca lo ví caminar como hacían los frailes subordinados a su abusiva autoridad).


Por junio del ´88 se produce el cisma de Lefevbre, que determina el alejamiento de Gorostiaga de la Fraternidad San Pío X – a quien en el pasado también había financiado- y re denomina la Fundación San Pío X y la llama “Fundación San José” declarándose al mismo tiempo presidente vitalicio de la misma. Es importante tener en cuenta que la antes mencionada Inés E. Aonzo y su marido Alfredo Distante, se contaban en la comisión directiva de la fundación.


Un capítulo aparte merece su “casa religiosa”. Ésta se caracterizaba por la corta permanencia de las vocaciones que acudían. Aunque, desde el momento de la partida inesperada de un novicio, negara los verdaderos motivos y utilizara los argumentos más infantiles y absurdos para explicar las deserciones, todos sabíamos que los métodos espirituales de santificación que implementaba consistían entre otras cosas, en humillar públicamente, hablar peyorativamente ó sin el menor sentido del respeto de la persona que le había brindado su confianza y hasta burlarse descaradamente de lo que a su limitada manera de evaluar, constituían defectos del prójimo en las reuniones que, regularmente, organizaba “post misa” con sus familiares y adeptos.


Creo que en relación a lo antedicho, vale la pena mencionar el caso del mismísimo “Padre Mauricio Zárate” hoy líder de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia, que funciona en Vedia, Bs. As. – la que es recomendada y avalada por el vagante Aonzo como bastión del tradicionalismo desde el blog “Filadelfia” que tiene la audacia y la poca vergüenza de escribir.


A mediados de los años ´90, Zárate quien entonces era “seminarista”, y sé de muy buena fuente que tenía serias carencias de preparación en los conocimientos fundamentales para un sacerdote, invocando los maltratos verbales y el abuso de poder con que el pseudo obispo dirigía su convento, literalmente escapó de Mercedes con lo puesto, aprovechando la ausencia de Aonzo con motivo de un viaje, que como él mismo decía era para dar “charlas espirituales” a los fieles de Capital Federal.


Tengo conocimiento que éste no es el único, ni un hecho aislado, por cierto decenas de jóvenes literalmente escaparon del “convento franciscano” y todos coincidían que el principal motivo era el trato degradante a que los sometía este verdadero enfermo de poder.


Solamente dos religiosos permanecieron hasta el desenlace de esta vergonzosa historia que se producirá recién en 1996. Ellos se llamaban:


Fray León de la Inmaculada, de nombre Mariano Speroni y Fray Pío de la Virgen, de nombre Martín Errozarena. Ambos fueron “ordenados” sacerdotes por el mismo pseudo obispo entre 1994 y 1995.


Como resultado de la dirección espiritual de este impostor, Errozarena dejó sus hábitos y se convirtió en empleado gastronómico cerca del antiguo convento.


De hecho, Aonzo se caracteriza por ser un gran manipulador y tiene habilidad para variar dentro de una monotonía mediocre. Me refiero puntualmente a la repetición constante – de estos hechos hace más de veinte años- de la cuestión del Apokalipsis, su más aguantador caballo de batalla, la sedevacancia y la situación de extrema necesidad de obispos y sacerdotes, los antipapas, la misa en latín según el rito de San Pío V y alguna que otra anécdota de la vida de los santos, pero no le pidamos más, porque es completamente limitado en sus conocimientos teológicos, filosóficos y principalmente en cuestiones morales y de dirección de almas.


Con conocimiento fehaciente, pues he tenido la triste experiencia de ser testigo de sus máximas y consejos puedo brindar un breve ejemplo de su enajenación y soberbia.


El pseudoobispo vagante además de su serio interés por el dinero, los bienes materiales y las influencias que podía atraer a su pequeña capilla, tenía también intereses casamenteros. Así, con textuales palabras. De hecho, su sobrina, Lorena Alexandra Distante Aonzo, tenía intenciones de noviar con un feligrés de Aonzo, (por supuesto) por lo que acudió a buscar consejo en su “venerable” tío. Como siempre, haciendo gala de su descaro, hipocresía y descreimiento de cuestiones de fe, le aconsejó hacer un voto público de virginidad al finalizar la misa el domingo del Buen Pastor, diciendo a los presentes que una humilde ovejuela ofrecía su virginidad, etc., etc., – cuando se sabe que sólo está permitido a quien abraza la vida religiosa-. Su intención, como el mismo la manifestó era: “poner en evidencia ante los fieles su condición de virgen y por ende la aptitud para el matrimonio”… -UN ASCO-


También es conocido por haber tenido fieles predilectas.


Expliquemos claramente, el sujeto, había centrado su predicación y enseñanza de las verdades a una señora casada que asistía los domingos a su capilla y por cierto era joven y bien parecida. Durante un año todas las mañanas recorría en auto el trayecto hasta la ciudad para impartir enseñanzas a la persona en cuestión, cuando sabía que el marido estaba trabajando. Hasta llegó a salir bajo una lluvia torrencial, haciendo que los frailes empujaran el auto que estaba empantanado de hecho, con una actitud poco amable y bastante perturbado por el contratiempo…


Cuando supo que había una oportunidad de conseguir la “dignidad de obispo”, y como sabía que algunos de sus feligreses tenían joyas, solicitó colaboración haciendo efectiva la entrega de éstas pues debía llevar un anillo de oro macizo con piedra violeta, un báculo y una mitra que no sabía cómo conseguir.


Por supuesto, otra estafa antecediendo uno más de sus trucos: se quedó con la donación forzosa como corresponde a un miserable.


Hablemos ahora de su trayectoria profesional como estafador y pseudo obispo:


Aonzo fue “consagrado” por Monseñor López Gastón. Pero no debemos omitir que antes había recurrido a Monseñor Carmona, quien se negó a conferirle la consagración episcopal.


López Gastón efectivamente era casado hasta su incorporación en los “sedevacandelirantes”. Él a su vez recibió las órdenes de un descendiente del Arzobispo Pedro-Martín Ngo-Dinh-Thuc de Hue, Vietnam del Sur. Sobre Thuc aún hoy se ciernen serias dudas de su aptitud y salud cuando realizó los rituales a los que nos referimos. La edad avanzada y el deterioro propio por circunstancias de su vida personal lo habían llevado a conferir la consagración episcopal a los más variados personajes que en muchos casos tuvieron el destino de Fray Pío (Errozarena), más claro, dejaron los hábitos.


En estas circunstancias y con éstos antecedentes llega Aonzo al obispado. Pero le dura poco su nuevo rol actoral. Por aquellos tiempos se incorporan nuevas feligresas a su iglesia rural.


Por su nueva condición de pseudo obispo, solicita a su patrocinador más fiel una “contribución para construir una sede episcopal, que no llegó a ser más que una prefabricada pues consideraba que ya no tenía que permanecer en su antigua morada de su época de “cura”…


El hecho que puso fin a la aventura de Aonzo es el apasionado romance que mantuvo con una mujer, a la que llevaba a pernoctar a “su casa”.


Ésta conducta escandalosa y los cuestionamientos de los frailes respecto a sus actividades hicieron que decidiera irse a vivir con la persona en cuestión, dejara su condición religiosa, tomando un breve tiempo sólo para explicarle a sus feligreses predilectos que dejaba el “cargo” porque no había jurisdicción otorgada por la Santa Sede.


Al poco tiempo estaba plenamente identificado con los motoqueros, de hecho conducía una moto chopera sin ninguna vergüenza.


Parece que la vejez se acerca y el gurú mercedino está con un leve principio de mal de Alzheimer pues ya no se acuerda de las grandes estafas de hace tiempo cuando explotaba la compasión sin escrúpulos…


QUE SEA JUSTICIA
Un damnificado

41 comentarios:

  1. quien es el autor? quien se hace cargo de estos dichos? soy uno de los nombrados aqui... y se de primera mano lo sucedido. merrozarena@hotmail.com laus Deo

    ResponderEliminar
  2. A quien habla indebidamente de Don Mateo Roberto Gorostiaga que Dios lo perdone. Hombre de fortuna, Don Roberto, supo hacer en vida las palabras del Evangelio de dar todo y seguidlo. Costeó la tradición en todas sus expresiones (curas conservadores, tradicionalistas FSSPX, tradicionalistas sedevacantistas, motu propistas, etc.) aún cuando no estaba de acuerdo con algunas de sus posiciones, y siempre pensando en el Bien d ela Iglesia.
    Fue el sostenedor de las nuevas ediciones de innumerables libros en Defensa d ela Fe en lengua castellana, difusor de la Cruzada del Santo Rosario, Presidente de Una Voce América, etc. etc.
    ¿Quién es el que escribe para ofender a un hombre de la Iglesia? podrá haber tenido sus equívocos mundanos, pero en lo atienete a lo Trascendente fue un hombre de Bien que porcuró su Salvación, ayudando a la Salvación de otros. Por lo demás, casos Aonzo y otros, hay muchas falacias, tuvo sus aciertos y muchos errores, especialmente desde que accedió a buscar un episcopado por medios irregulares y un jerarquía para la cual no estaba preparado. En cuanto a las miserias humanas, quien esté libre de pecado que tire la primer piedra !
    Conozco mucho de la historia del Convento de Mercedes, sus miserias y sus aciertos al servicio de la Iglesia. Poner todo en clima de "impostura" es una felonía.
    Para los que no saben, en el Convento de Morgón, conocen muy bien de lo sucedido. En modo alguno se hacen estas presunciones y aunque lo hubiesen habido, para ellos les queda el error de dejar venir al entonces Fray Bernardo solo. Lo mismo les pasó con otro fraile en Canadá. La soledad es mala companía. Aún para los sacerdotes. Lo que sucedió en Mercedes es el resultado de muchas cosas.
    Pero el mundo sigue girando y la Cruz no cambia. Hay ahora nuevas vocaciones capuchinas provenientes de Argentina y de otros países de Sudamérica en Francia
    Le recominendo a quien esto escribe relate la influencia del Sr Corbi, de extraño origen (ex novicio jesuita, conozca su casamiento, etc.) Un espíritu intrigante, siempre conspirativo. Alejado del espíritu de amor y cercano a la crítica permanente. Tal vez por ahí pasen parte de los errores en los que se cayó. Otro tema es la relación con el entonces director del Seminario de la Reja, entonces P Morello, que quería controlar el Convento. Hay mucho mas pero no tiene sentido. Lo pasado pasado está.
    Los frailes, uno en México siguiendo el apostolado, otro en Argentina relegado de su servicio y obligación.
    En cuanto a Aonzo, con su esprítu cambiante, de bondad a encoleramiento, de gentileza a agresividad, queda claro que todo le quedó grande. Ahora anda queriendo volver a sus deberes eclesiásticos. Allá él.
    Pero nada mas. Lo otro, inclusive los pecados, si lo hubiera habído, y más aún si fueron de la carne, o confesión u olvido hasta el momento del Juicio.
    Solamente: PAX ET BUNUM

    ResponderEliminar
  3. En relación al comentario en este blog referido al "pseudo obispo Aonzo" una aclaración.

    No hay duda respecto a la validez del linaje episcopal, ya que la secuencia fue:
    Arzobispo Pierre Martin Ngo Dinh Thuc (1897-1984). Ordenado sacerdote el 10/20/1925 y consagrado Obispo el 05/04/1938:
    - quien consagró el 25/09/1982 a Christian Marie Datessen:
    - quien consagró el /27/061983 a Pierre Sallé:
    - quien consagró subcondicionalmente el /28/031987 a Guy Jean Tau Johannes de Mamistra Olivares (con consagración anterior proveniente del Linaje Duarte-Costa):
    - quien consagró el 29/061992 José Ramon Lopez-Gaston:
    - quien cosagró el 27/12/1992 a Julio Edmundo Aonzo, ordenado antes como sacerdote capuchino (Fray Bernardo del Sagrado Corazón OFM Cap) por Mons. Marcel Lefebvre:
    - quien ordenó a dos frailes y realizó otras ordenaciones y consagraciones.
    Nada mas.

    ResponderEliminar
  4. ¡Cuánto anonimato! Es gracioso. Critican, condenan, dan nombres....y ¿quiénes son los que escriben? Cobardía pura.
    Un damnificado...¿tan pavote eras/sos que te vendieron un buzón?

    ResponderEliminar
  5. Usted habla de cobardia pero su comentario es publicado en el blog sin ninguna censura y no obstante evita identificarse.
    Por razones de prudencia la información adicional la envío en forma privada. Contácteme, jackzanz@gmail.com

    ResponderEliminar
  6. Puedo decir con mucho orgullo que conoci a Fray Pio,por favor prudencia al escribir!!!tuvo sus aciertos y sus errores... Pero si hay algo por lo que me siento orgullosa y agradecida a Dios...es por mostrarme a Cristo en su persona,en su CARIDAD!!! Orgullosa de haberlo conocido. Dios lo bendiga donde quiera que esté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También conocí a Fray Pío. Si con Ud. fue un buen cristiano, mejor.

      Eliminar
  7. Me ha dado asco leer este artículo, tan lleno de odio y resentimento. Aunque lo conocí, no puedo opinar sobre Fray Bernardo, ignoro si es verdad lo que aquí se dice, pero no puedo callar en lo que respecta al Ing. M. Roberto Gorostiaga, quien fue un verdadero caballero cristiano, lleno de amor a la Santísima Virgen y ardiente propagador de la devoción al Santo Rosario. El autor de esta nota, si tiene temor de Dios, haría muy bien en quitarla, pues, desde su anonimato, difunde unas cuantas calumnias.
    En cuanto a los que han dejado comentarios, excepto dos, todos anónimos, cayendo en lo mismo que critican.
    Olga C. Moreno

    ResponderEliminar
  8. Sra. Olga C. Moreno:

    Así como Ud. conoció a M. Roberto Gorostiaga y a Julio Edmundo Aonzo alias "Fray Bernardo, yo la conocí a Ud.

    En la década del 80 el Seminario "Ntra. Sra. Corredentora" de la localidad de La Reja(Pcia. de Bs. As.)era la guardia tradicionalista argentina que tenía el obispo francés Lefèbvre. Como corresponde a una Señora de su clase, y para llevar las enseñanzas del tradicionalismo católico a los más pequeños, Ud. y otras almas caritativas iniciaron el proyecto de la escuela Santa Juana de Arco de la calle Arévalo, en el barrio de Palermo.
    Lamentablemente tuvo corta existencia...
    Como Ud. y yo sabemos la Fraternidad San Pío X siempre agrupó a la más rancia sociedad patricia argentina... aunque sabemos que en Argentina no hay títulos de nobleza...por eso, como corresponde a ilustres, por aquél momento el rector del seminario era el cura Morello, actual obispo -líder de un nuevo grupo de hermanos thucistas por supuesto sin sede episcopal, (como todos los descendientes del obispo Thuc) hermano del carapintada Morello.
    Entre los seminaristas encontramos a Julián Espina (hijo del ex-cónsul Carlos Espina Rawson, funcionario del gobierno del presidente de facto Pedro E. Aramburu = Revolución Fusiladora de 1955) y a Juan José Squetino también actual "obispo" en la misma situación de todos los descendientes de Thuc, (quien ejerce su "supuesta jurisdicción" en Argentina y México simultánemente y también emparentado con el ejército ya que es hijo y hermano de oficial del Ejército Argentino, actualmente en actividad)...
    Simultáneamente a estos hechos,el Ing. Mateo Roberto Gorostiaga, financiaba la obra de nuestro tan mentado gurú. Nadie duda de la generosidad de este fiel caballero devoto de la Virgen y del Santo Rosario. Ahora, si tenemos algo se sensatez, tampoco hay motivos para poner en duda las relaciones del Ing. Gosrostiaga con el poder económico y político, es solo cuestion de buena memoria...
    Creo que con esta breves palabras puedo hacer que hechos lejanos en el tiempo retornen a su memoria ...Como el hecho de su trato con el mismo "Fray Bernardo" cuando Ud. estimada Sra., asistía como fiel a sus misas y a sus homilías episcopales en el oratorio de la calle Salcedo en C.A.B.A. allá por los años ´90...

    Me tiene sin cuidado que me llame calumniador, si es eso lo que piensa, allá Ud. con su conciencia... No es acaso la clase dirigente argentina homicida, esclavista, estafadora, negrera, y opresora de la clase trabajadora? Reflexione Sra Moreno, más vale ser valiente y llamar las cosas por su nombre!! No me gusta por ejemplo, llamar a la Revolución Fusiladora, revolución libertadora.

    QUE SEA JUSTICIA
    UN DAMNIFICADO

    ResponderEliminar
  9. y yo lo debo haber conocido a usted... Pero no queda claro a qué va. Mezcla datos del seminario de La Reja, el convento de Mercedes, la escuela Santa Juana de Arco (trabajó ud allí? Yo sí), el oratorio de la calle Salcedo...¿Y? no quedó nada claro. "...la clase dirigente argentina homicida, esclavista, estafadora, negrera, y opresora de la clase trabajadora?" ¿señor, tiene algún complejito dando vueltas por allí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Ud. me conoció. Por cierto hace más de 25 años.
      Cuando me refiero a la oligarquía argentina, a los VENDEPATRIA HISTÓRICOS, SÚBDITOS Y SERVIDORES DE LOS INTERESES FORÁNEOS, me refiero a las personas que apoyaron económicamente a Aonzo y a su gran plan de fundar la comunidad católica tradicionalista, que no fue más que una estafa moral y espiritual para muchas personas que confiaron en él.

      Eliminar
    2. El acusador que no ha podido probar, ¿está obligado a la pena del talión?




      El Papa Adriano ordena: El que no pruebe aquello de que acusa, sufra él mismo la pena que quiso inferir.
      El acusador se constituye parte en el procedimiento de la acusación, pretendiendo el castigo del acusado, y al juez compete, por el contrario, establecer entre ambos la igualdad de la justicia.

      Mas esta igualdad de la justicia requiere que el daño que el acusador buscaba para otro lo sufra él mismo, según aquel texto de Ex., 21, 24: Ojo por ojo, diente por diente.

      Por esta razón, es justo que el que por alguna acusación expone a otro al peligro de un grave castigo, sufra también él mismo semejante pena.



      Según demuestra Aristóteles en V Ethic., en la justicia no es siempre preciso que se dé la reciprocidad de manera absoluta, porque hay una gran diferencia entre si uno perjudica a otro voluntariamente o le daña involuntariamente. Quien actúa voluntariamente merece la pena; en cambio, al que involuntariamente lesiona debe otorgársele el perdón.



      El que acusa injustamente peca no sólo contra la persona del acusado, sino también contra el Estado; de ahí que, por ambos conceptos, deba ser castigado. Esto es lo que establece Dt., 19, 18-19: Si los jueces, después de haber hecho una diligentísima investigación, averiguasen que el testigo falso ha dicho mentira contra su hermano, le tratarán como él intentó que fuera tratado su hermano, lo cual pertenece a la injuria inferida a la persona del acusado.

      Después, en cuanto a la injuria causada al Estado, se añade (v. 19-20): Y quitarás el mal de en medio de ti para que, oyéndolo los otros, teman y de ningún modo se atrevan a realizar tales cosas.

      Sin embargo, si acusa falsamente, comete injuria de modo especial a la persona del acusado. Por consiguiente, el acusado, si fuese inocente, puede perdonar su injuria, máxime si no hubiese sido calumniosa la acusación, sino por ligereza de espíritu; pero, si se desiste de la acusación del inocente por confabulación con el adversario, cométese injuria contra el Estado, y esto no le puede ser perdonado por el que es acusado, sino por el príncipe, que tiene el cuidado del Estado.

      3ª. El acusador merece la pena del talión en resarcimiento del daño que intenta inferir al prójimo, pero además se le debe castigar con la pena de infamia a causa de la malicia con que calumniosamente acusa a otro; y, en efecto, a veces el príncipe perdona la pena y no abroga la infamia; pero otras borra también la infamia. Por tanto, también el Papa puede suprimir tal infamia, y lo que dice el papa Gelasio: No podemos abolir la infamia, debe entenderse, ya de la infamia de hecho, ya porque es inoportuna la abolición en ciertas ocasiones; o también se refiere a la infamia irrogada por el juez civil, como dice Graciano.
      Santo Tomás de Aquino.

      Eliminar
  10. Para el ermita...o mejor dicho TERMITA porque le encaja justo, pués es un "género de INSECTOS que ocasionan daños considerables
    en la madera" (diccionario). Pero en el caso del TERMITA este, los "daños considerables" son a la irrecuperable fama de las personas a las que se refiere en su página-basura.
    Seas quien seas y dónde te encuentres deberías tener presente el Dia del Juicio en el que San Bernardo de Claraval te juzgará por ultrajar su nombre,y Dios por tu odio.
    !Estás frito TERMITA! Metete en un agujero y hacé penitencia.
    No respondas. No contesto.
    Hacha Brava O.M.M-G

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HACHA BRAVA:

      ¿Será que Ud. no es de buena madera y por eso se indigna? ¿O será que lo une algún afecto o afinidad con el Gurú Aonzo?? De todas maneras, el aconsejar penitencia a otro es una grandísima muestra de soberbia propia de los hipócritas. ¿Acaso se cree santo? ¿Se cree con autoridad moral? Suena bastante a los consejos que escuché hace mucho tiempo de personas como las que nombro...

      Los que no tienen temor de Dios y juegan con los fieles, como hizo Aonzo y su gente deberían temblar ante la idea del Juicio Final. No los que decimos la verdad.

      Mejor llámese a silencio y sea valiente. Deseo que no se le desafile más el hacha, porque con los argumentos que expone la suya debe ser de caucho.

      Bernardo El Eremita

      Eliminar
  11. Un miserable comentario de este blog ha motivado este intercambio.

    Conocí al Ing. Gorostiaga y sé que fue un caballero cristiano. Se equivocó al apartarse de la Fraternidad San Pío X, y se internó en el callejón sin salida en que se encuentran hoy muchos desertores, empezando por el "monseñor" Morello. Dolorosa realidad , ya que hoy muerden el polvo de la impotencia otros como los padres Mèramo y Ceriani. Hablo de los bien ordenados, porque no me consta lo mismo del padre Julián Espina o de otros que provienen de esa línea oscura que lleva a Thuc o a otro errático obispo.

    De la Sra. Moreno nada digo. Espero no sea la misma que pide devolución de donaciones a la Fraternidad San Pío X, porque es una gran bajeza.

    Por último: la historia argentina es compleja. Reducir la revolución "libertadora" a los fusilamientos de 1956 es tan infantil como culpar a Perón de la inestabilidad política a partir de 1930.

    Un feligré católico de 63 años

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Otro cobarde que tira la piedra y esconde la mano!
      Dice: "De la Sra. Moreno nada digo. Espero no sea la misma que pide devolución de donaciones a la Fraternidad San Pío X, porque es una gran bajeza." ¿De dónde sacó eso? sepa que antes de hablar, debe informarse y no largar afirmaciones al boleo. ¿Lo dice por la carta abierta que le escribí al P. Schmidberger (ver: http://www.catolicosalerta.com.ar/fraternidadspx/carta-abierta-a-scmidberger.html)? ¿Encuentra allí algo de lo que dice? ¡O quizás se refiere al e-mail que envié a una de las actuales fieles de la FSSPX, advirtiéndole que tomara medidas sobre sus donaciones, antes de que se produjera la unión con la Roma apóstata? Allí tampoco puse nada de lo que usted afirma. ¡Cuide sus escritos! y sepa, que de haberlo querido, yo hubiera podido recuperar si no todo, por lo menos algo de las donaciones hechas. ¡Cuántas miserias humanas y calumnias se exponen en este. desgraciado Blog! Olga C. Moreno

      Eliminar
    2. ¡Otro cobarde que tira la piedra y esconde la mano!
      Dice: "De la Sra. Moreno nada digo. Espero no sea la misma que pide devolución de donaciones a la Fraternidad San Pío X, porque es una gran bajeza." ¿De dónde sacó eso? sepa que antes de hablar, debe informarse y no largar afirmaciones al boleo. ¿Lo dice por la carta abierta que le escribí al P. Schmidberger (ver: http://www.catolicosalerta.com.ar/fraternidadspx/carta-abierta-a-scmidberger.html)? ¿Encuentra allí algo de lo que dice? ¡O quizás se refiere al e-mail que envié a una de las actuales fieles de la FSSPX, advirtiéndole que tomara medidas sobre sus donaciones, antes de que se produjera la unión con la Roma apóstata? Allí tampoco puse nada de lo que usted afirma. ¡Cuide sus escritos! y sepa, que de haberlo querido, yo hubiera podido recuperar si no todo, por lo menos algo de las donaciones hechas. ¡Cuántas miserias humanas y calumnias se exponen en este. desgraciado Blog! Olga C. Moreno

      Eliminar
  12. Fray Leon de la Inmaculada (Mariano Speroni) tiene una "capilla" particular en el centro de la cd de Guadalajara, en México, y es, como tantos otros "sacerdotes" sedevagandelirantes, un cura de contrata. Celebra bodas y misas de 15 años a personas que ni siquiera son sus fieles. Las mujeres van sin velo y con jeans. Los hombres llevan arracadas y los pelos pintados y parados. ¿Es acaso esta la feligresía tradicionalista que se busca formar para restaurar todo en Cristo? ¡Es sorprendente ver cuántos "curas" y "obispos" andan por ahí viviendo del cuento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocí a Mariano Speroni, "ordenado" por Aonzo.... Lamentablemente siguen haciendo desastres los descendientes de Thuc.

      Bernardo El Eremita

      Eliminar
    2. El acusador que no ha podido probar, ¿está obligado a la pena del talión?




      El Papa Adriano ordena: El que no pruebe aquello de que acusa, sufra él mismo la pena que quiso inferir.
      El acusador se constituye parte en el procedimiento de la acusación, pretendiendo el castigo del acusado, y al juez compete, por el contrario, establecer entre ambos la igualdad de la justicia.

      Mas esta igualdad de la justicia requiere que el daño que el acusador buscaba para otro lo sufra él mismo, según aquel texto de Ex., 21, 24: Ojo por ojo, diente por diente.

      Por esta razón, es justo que el que por alguna acusación expone a otro al peligro de un grave castigo, sufra también él mismo semejante pena.



      Según demuestra Aristóteles en V Ethic., en la justicia no es siempre preciso que se dé la reciprocidad de manera absoluta, porque hay una gran diferencia entre si uno perjudica a otro voluntariamente o le daña involuntariamente. Quien actúa voluntariamente merece la pena; en cambio, al que involuntariamente lesiona debe otorgársele el perdón.



      El que acusa injustamente peca no sólo contra la persona del acusado, sino también contra el Estado; de ahí que, por ambos conceptos, deba ser castigado. Esto es lo que establece Dt., 19, 18-19: Si los jueces, después de haber hecho una diligentísima investigación, averiguasen que el testigo falso ha dicho mentira contra su hermano, le tratarán como él intentó que fuera tratado su hermano, lo cual pertenece a la injuria inferida a la persona del acusado.

      Después, en cuanto a la injuria causada al Estado, se añade (v. 19-20): Y quitarás el mal de en medio de ti para que, oyéndolo los otros, teman y de ningún modo se atrevan a realizar tales cosas.

      Sin embargo, si acusa falsamente, comete injuria de modo especial a la persona del acusado. Por consiguiente, el acusado, si fuese inocente, puede perdonar su injuria, máxime si no hubiese sido calumniosa la acusación, sino por ligereza de espíritu; pero, si se desiste de la acusación del inocente por confabulación con el adversario, cométese injuria contra el Estado, y esto no le puede ser perdonado por el que es acusado, sino por el príncipe, que tiene el cuidado del Estado.

      3ª. El acusador merece la pena del talión en resarcimiento del daño que intenta inferir al prójimo, pero además se le debe castigar con la pena de infamia a causa de la malicia con que calumniosamente acusa a otro; y, en efecto, a veces el príncipe perdona la pena y no abroga la infamia; pero otras borra también la infamia. Por tanto, también el Papa puede suprimir tal infamia, y lo que dice el papa Gelasio: No podemos abolir la infamia, debe entenderse, ya de la infamia de hecho, ya porque es inoportuna la abolición en ciertas ocasiones; o también se refiere a la infamia irrogada por el juez civil, como dice Graciano.
      Santo Tomás de Aquino.

      Eliminar
  13. Menos mal que Jesucristo no tuvo en cuenta lo que éramos todos: reducidos por el pecado original a ser enemigos de Dios! Si hubiera pensado de la manera del que escribe aquí y de algunos de sus comentadores -también redimidos y con posibilidad de ir al cielo- no hubiera hecho lo que hizo.¡Cuánta Sangre Redentora perdida! Que Dios siga teniendo misericordia con los arrepentidos y no ejecute la justicia, porque sino no se salva nadie!
    Más que pedir "justicia" habría que llorar los propios pecados y pedir clemencia y misericordia!
    Angel.

    ResponderEliminar
  14. Che Gustavo Corbi alias termita, ahora te llamas fray Gustavo.. hay que ser hijo de puta... se ve que la mentalidad lefebvrista.tuchista- ignaciana te pegó fuerte, como a todos los hipócritas que comentan aquí y yo llevando la delantera, que hay de Boni...
    El cacerolero

    ResponderEliminar
  15. Soy médico psiquiatra desde hace 35 años, aunque ahora retirado de la actividad. He leído -con imparcialidad porque no conozco al que se acusa sin pruebas ni documentos que avalen lo que se dice- y en todos mis años como profesional trabajando en la mente humana, puedo asegurar que NADIE tiene la capacidad de ser al mismo tiempo y tratándose de la misma persona, todo lo que se le acusa a este hombre. Por otra parte he notado en quien escribe (Bernardo de Claraval)que fuera alguien que sufrió una desilución afectiva y que la mejor manera que encontró -como sucede muy a menudo- es el insulto y la denigración. Para esto hay remedio, y no es precisamente el de dejarse llevar por la pasión. Si acepta un consejo profesional le diría que no dejara pasar más tiempo sin consultar a un psiquiatra.
    Estanislao Javier Morales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota Dr. que olvidó los apuntes que tratan el tema de la PSICOPATÍA...
      Tengo preparación universitaria en la materia y si refresca la memoria los líderes de sectas hacen con las personas a las que manipulan con sus maniobras cosas tan y más degradantes de las que he hablado. No me diga que nunca leyó sobre el tema...

      Eliminar
    2. Insisto. Por la obsesión maníatica que manifiesta debería recurrir sin dilaciones a una seria ayuda profesional.
      Estanislao Javier Morales

      Eliminar
  16. Anónimo del lunes octubre 15 y que escribis de fray León, 1º sos católico? 2º la restauración pasa por una mantilla y pelos sin pintar? No me hagas reir, de boludos como vos o hipócritas que se quedan con eso de la mantilla está lleno el tradicionalismo, se ve que el lefebvrismo te pegó con todo, Me imagino que si sos casdo tendrás muchos hijitos, no como la mayoría de cagatintas en los blog que tienen uno solito porque la platita no alcanza...
    A ese fraile no lo defendere yo porque él tiene lengua , compu e internet para defenderse; pero vos sos u boludo marca registrada.
    El cacerolero

    ResponderEliminar
  17. Cacerolero,

    los comentarios que hacés y tu mentalidad son los típicos del católico-modernista: todo se vale mientras se viva en el amor, y demás pavadas y boludeces de miérd... para ser católico hay que vivir como católico, todos los días del año, no solo el domingo de 10 a 12.
    ¡Es increíble como todos los que se comían la misa tridentina con cuchillo y tenedor, y se rasgaban las vestiduras contra los modernistas, hoy son más modernistas que muchos de la secta conciliar.

    ResponderEliminar
  18. Este es un mensaje para estos imbéciles que se atacan, uno con la cacerola y el otro...vaya uno a saber con qué: Déjense de joder escribiendo boludeces en este blog serio, revelador y tán importante para mantener la paz y el orden!!!! ¿O no descubren en lo que leen, o sea la producción elevada e intelectual del autor de este blog, manifestada en sus escritos llenos de "paz y amor"?
    El Hippie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hippie: escribo en este blog sobre personas que conocí y traté durante años... La paz y el amor no es justamente lo que el Gurú Aonzo predicaba en sus años de "líder tradicionalista"... O es que el consumo desmesurado de alucinógenos no te permite comprender el texto?? (JA,JA) VA CON AMOR Y PAZ!!

      Eliminar
  19. La verdad que me hiciste reir "Hippie", estos dos se pelean y pierden de vista el objetivo que es destruir a la gente, esté del lado que esté!
    Jajaja! Qué huacho, me hiciste reir! Eso hace falta: risa y diversión, y no estos pelotudos discutiendo si hay que pintarse el pelo o rasCarse las vestiduras!
    El "SS"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SS: Hablás de "Destruir".... otro que no entiende nada.
      Lo que me mueve a escribir sobre el tema y las personas que conocí y tuve la desgracias de encontrar en el camino es la voluntad de hacer pública la estafa del llamado "Monseñor Aonzo, Obispo Tradicionalista". Para que otros no crean en un FARSANTE Y SEAN ESTAFADOS. Te queda claro? o la rigidez no te permite ver??

      Eliminar
  20. Hippie, ja-ja-ja, menos malq ue el blog es serio, ja-ja, el autor de este blog, seguroq ue es un gay que nose atreve a salir del armario, tiene menos argumentos para hacer un blog que una película XXX ja-je, que manga de hijos de putas son los que escriben en estos comentarios... no será morello el que dirige espiritualmente al bernardo el ermitaño?
    Jerónimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jerónimo: pobre mente pequeña! Lo demostrás criticando y tomando como argumento "de peso" una supuesta orientación sexual de alguien que ni siquiera conocés... demuestra tu falta de cojones.
      Claro, para tu mente retrógrada y vetusta sólo piensa el género masculino. Cómo me estoy riendo!!!!!!!

      Eliminar
  21. Para los que sospechan de la influencia del Profesor Corbi, LES DIGO QUE NO TIENE NINGUNA INFLUENCIA EN MIS ESCRITOS.

    ME HAGO CARGO DE LO QUE DENUNCIO, POR ESO RESPONDO LOS COMENTARIOS... LÁSTIMA QUE DAN PENA... SÓLO HABLAN CON EL ESTILO CONVENTILLO.

    BERNARDO EL EREMITA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes. Eso de la influencia de Corbi es la tipica estupidez de Zarate y toda su secta. Él, cinco tarados más y todos los alias que usan en Internet

      Eliminar
  22. A PARTIR DE HOY SÓLO SE RESPONDERÁ A QUIENES TENGAN INTERÉS EN SABER SOBRE EL TEMA QUE MOTIVÓ ESTE BLOG.

    QUIENES QUIERA QUE SEAN LOS QUE SE LLAMAN EL "HIPPIE Y EL SS" NO SE LES RESPONDERÁ.

    NO ME INTERESA MANTENER NINGÚN DIÁLOGO CON COBARDES QUE NO SE ATREVEN A DAR LA CARA.

    MANGA DE CASTRADOS, SOY HOMBRE, POR ESO FIRMO COMO BERNARDO EL EREMITA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué coraje! ¿Acaso usted da la cara? ¿Por qué no pone su nombre?
      Soy Olga C. Moreno

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Señora Olga Moreno, usted que habla de coraje ¿Por que no se lo pide a los sacerdotes que usted auspicia y que comentan sus pecados cada vez que pueden? ¿Por qué no se lo pide a Morello, que defendió publicamente a su propio hermano que dejó a la mujer y los hijos?
      Seamos coherentes doña

      Eliminar
  23. El sedevacantismo es la herejía más hipócrita de los últimos tiempos.

    ResponderEliminar
  24. El acusador que no ha podido probar, ¿está obligado a la pena del talión?




    El Papa Adriano ordena: El que no pruebe aquello de que acusa, sufra él mismo la pena que quiso inferir.
    El acusador se constituye parte en el procedimiento de la acusación, pretendiendo el castigo del acusado, y al juez compete, por el contrario, establecer entre ambos la igualdad de la justicia.

    Mas esta igualdad de la justicia requiere que el daño que el acusador buscaba para otro lo sufra él mismo, según aquel texto de Ex., 21, 24: Ojo por ojo, diente por diente.

    Por esta razón, es justo que el que por alguna acusación expone a otro al peligro de un grave castigo, sufra también él mismo semejante pena.



    Según demuestra Aristóteles en V Ethic., en la justicia no es siempre preciso que se dé la reciprocidad de manera absoluta, porque hay una gran diferencia entre si uno perjudica a otro voluntariamente o le daña involuntariamente. Quien actúa voluntariamente merece la pena; en cambio, al que involuntariamente lesiona debe otorgársele el perdón.



    El que acusa injustamente peca no sólo contra la persona del acusado, sino también contra el Estado; de ahí que, por ambos conceptos, deba ser castigado. Esto es lo que establece Dt., 19, 18-19: Si los jueces, después de haber hecho una diligentísima investigación, averiguasen que el testigo falso ha dicho mentira contra su hermano, le tratarán como él intentó que fuera tratado su hermano, lo cual pertenece a la injuria inferida a la persona del acusado.

    Después, en cuanto a la injuria causada al Estado, se añade (v. 19-20): Y quitarás el mal de en medio de ti para que, oyéndolo los otros, teman y de ningún modo se atrevan a realizar tales cosas.

    Sin embargo, si acusa falsamente, comete injuria de modo especial a la persona del acusado. Por consiguiente, el acusado, si fuese inocente, puede perdonar su injuria, máxime si no hubiese sido calumniosa la acusación, sino por ligereza de espíritu; pero, si se desiste de la acusación del inocente por confabulación con el adversario, cométese injuria contra el Estado, y esto no le puede ser perdonado por el que es acusado, sino por el príncipe, que tiene el cuidado del Estado.

    3ª. El acusador merece la pena del talión en resarcimiento del daño que intenta inferir al prójimo, pero además se le debe castigar con la pena de infamia a causa de la malicia con que calumniosamente acusa a otro; y, en efecto, a veces el príncipe perdona la pena y no abroga la infamia; pero otras borra también la infamia. Por tanto, también el Papa puede suprimir tal infamia, y lo que dice el papa Gelasio: No podemos abolir la infamia, debe entenderse, ya de la infamia de hecho, ya porque es inoportuna la abolición en ciertas ocasiones; o también se refiere a la infamia irrogada por el juez civil, como dice Graciano.
    Santo Tomás de Aquino.

    ResponderEliminar

Escriba aquí su comentario y deje una dirección electrónica donde podamos contactarlo. Gracias